ORQUÍDEAS: REGÁLATE BELLEZA

Seguramente las orquídeas son las plantas más exquisitas que puedes cultivar en tu propia casa. La variedad de sus colores y sus formas no tiene comparación con otro grupo de plantas.

Por su sofisticación y elegancia, así como por el hecho de que muchas de ellas florecen a lo largo del invierno, son un regalo perfecto para esta época del año: ¡te ofrecerán ese toque de color que tanto se echa de menos en esta estación!

orquidea-188633_1920

Al ser tan sofisticadas y elegantes, son perfectas para regalar en todas las ocasiones: cumpleaños, nacimientos y cualquier otra celebración. Son ideales para alegrar un salón e incluso una cocina.  Sin embargo, mucha gente no se anima a cultivarlas en casa porque requieren unos cuidado especiales para alcanzar su máximo esplendor… pero si escoges la adecuada para ti, y sigues los siguientes consejos, podrás disfrutar de su elegancia  y color durante mucho tiempo.

Uno de los errores más comunes en el cuidado de las orquídeas es el riego excesivo. Aunque las distintas orquídeas tienen diferentes necesidades, la mayoría necesita que se las riegue una o dos veces a la semana en primavera y en verano, y una vez cada quince días en invierno. La mejor forma de regar a tus orquídeas es proporcionarles humedad pulverizando con agua de lluvia (o agua filtrada) las hojas, evitando siempre las flores.

flower-188634_1920

Para asegurarte una floración espectacular, también se recomienda comenzar a abonar las plantas con un fertilizante específico en cuanto lleguen a casa.

En cuanto a la luz, has de saber que a tus orquídeas les gustará que las coloques en una zona luminosa, con alguna sombra quizá al mediodía. Durante el invierno – puesto que los niveles de luz son menores – es recomendable colocarlas en una zona con luz solar todo el día.

Como ves, cuidar a una orquídea es mucho más fácil de lo que pudiera parecer… así qué ¿por qué no te animas a alegrar tu casa con la elegancia y color con una de nuestras orquídeas?

 

www.proflores.es