KOKEDAMA, DECORACIÓN ORIGINAL Y TERAPÉUTICA

Kokedama

Kokedama, arte japonés

Es bien sabido por todos que los japoneses nos llevan mucha ventaja en cuanto a tendencias y descubrimientos, y en el mundo de las plantas no iba a ser menos… Kokedama es un arte japonés que consiste en cultivar una planta sobre una bola de musgo, sin maceta, como su propio nombre indica: koke (musgo) dama (bola). Según la filosofía japonesa, menos es más, y un ejemplo de ella es las múltiples y fascinantes posibilidades en decoración que ofrece esta planta sin necesidad de continente.

Con un mantenimiento mucho más sencillo que el bonsái (su antecedente chino), la kokedama ha sido utilizada por artistas como Fedor van del Valk para crear jardines de cuerda o decoración suspendida en zona de interior.

En cuanto a los cuidados que requiere, no es difícil de mantener, ya que esta técnica permite ver rápidamente si necesita riego cuando veamos el musgo más seco y la bola más ligera. Lo ideal es colocar la planta en un lugar iluminado pero no exponerla directamente al sol; por lo que una buena idea para la decoración de interior es utilizarla sobre los muebles, como centro de mesa o con colgantes.

Además de su originalidad que ofrece usos infinitos en decoración, también tiene un uso terapéutico para aquellas personas encerradas muchas horas en la oficina que no pueden disfrutar en su día a día del relax y el equilibrio que aporta la naturaleza.

Tu propio jardín colgante

En Proflores te ofrecemos diferentes diseños de Kokedama para que decores tu oficina, casa o jardín con creatividad, frescura y buen gusto. Si buscas comprar las mejores kokedamas online, y sorprender con ellas, te presentamos una cuidada selección compuesta por una gran variedad de especies que se adaptan a todos los gustos. Somos expertos en el envío de plantas a domicilio; te preparamos en formato kokedama cualquier variedad de planta que desees con la mejor garantía de transporte, un packaging especialmente preparado para plantas vivas y realizamos reparto en toda la Península con entrega en mano en tan solo 24 horas.

Sabiendo todo esto, ¿quién dice que no podemos tener nuestro propio jardín colgante?

¡Crea aquí tu propio Jardín Colgante!